Dewydd ab Glydwr ex Miscellanea

"Vendo niños"
"Vendo niños"
Dewydd filius de Glydwr el Rojo, filius de Eirindal, filia Clewyn, filius Cathal, filius Gawain Corazón de Ciervo, filius Gwythyr, filius Heddwyn, filius Meinwen, fillia Nesta Luz de la Mañana, filia Gwenn, filia Diedne.

Nació en 1200. Es un joven delgado pero recio de rostro agradable y un cabello castaño casi rojizo. Sus ojos grises delatan astucia y su gesto, rudeza. Suele vestir de manera discreta o con algún detalle celta, ya sea la capa, la fíbula o el cinturón. Por culpa de un accidente mágico de hace pocos años, tiene parte del cuello y hombro derecho marcado por el fuego. Su cuerpo - que no duda en mostrar cuando el tiempo es bueno- tiene varios tatuajes celtas, de un color azul destacado sobre su blanca piel. No duda en ceñirse espada e, incluso, un bastón al que le da el aspecto fiero de una lanza en más de una ocasión. Sólo confía su vida a custi de origen galés, como si no sintiese confianza hacia los extranjeros.

Dewydd nació en el Gales céltico e irreducto. Fue filius de Glydwr el Rojo, un mago diedne con la tapadera de un miembro de la Casa ex Miscelanea. El joven Dewydd era algo díscolo pero un buen aprendiz, con lo que se convirtió en la principal pieza en el plan de Glydwr: comenzar a infiltrar diedne en las alianzas con el fin de devolver a esta Casa su lugar entre la Orden de Hermes. Aislado de una familia que le había vendido, Dewydd sintió pronto un afecto hacua si pater como el de un hijo hacia un padre y la relación entre ambos siempre fue cordial.
Realmente, existen tres Dewydd. 

Está el Dewydd diedne, que vive oculto tras su fachada de Ex Miscelanea. Intenta ser fiel a sus principios y raices a la vez que discreto (cosa que, en ocasiones, traiciona su temperamento). Es un ferviente creyente del equilibrio natural, de la Naturaleza, la vida y los ciclos de ésta. Sin embargo, en un mundo donde el cristianismo se extiende con ímpetu y férrea fuerza, su visión natural y sencilla suele chocar contra una sociedad muy distinta. Por supuesto, su visión diedne de la magia tampoco parece encajar con la de la Orden.

Luego está el Dewydd de Auriga Maris. Tiende a ser consejero, astuto y claramente alineado con Pèrle ex Flambeau. Si bien sí es cierto que siente amistad hacia este peculiar flambeau, también hay un motivo en mantenerse cerca del "poder hermético" para conocerlo mejor y aprovechar sus fisuras. Su intención de integrar la Casa Diedne de nuevo dentro de la Orden, se le antoja una tarea titánica, pero no cede en su empeño. Intenta abrirse camino dentro de la Orden, pero encuentra muchos prejuicios debido a ser un Ex Miscelanea.

Finalmente está el Dewydd galés, algo feral y orgulloso. Muy celta y patriota, que encuenta semblanzas en Anwynn ex Merinita, su compatriota. De fuerte temperamento y poco dado a la clemencia con los enemigos, no duda en ser tan guerrero y violento como salvaje cuando hace falta. A la vez, tiene un fuerte sentido del honor, la lealtad y la honradez, actuando honestamente ante aquellos que le parecen digno de su confianza... salvo para su más íntimo secreto. Dewydd es rural y rudo pero, realmente, no es tan provinciano como intenta parecer.

Los años en Auriga Maris han ido cambiando a Dewydd. Mira por los intereses de la Alianza con afán, se preocupa por un equilibrio y armonía entre los magos (muchas veces en balde) y no duda en usar su magia para ayudar en los asuntos más mundanos y regulares del día a día, ya sea en el barco o en la colonia de la Isla.