1225, la preparación de los Tribunales

El año 1225 fue un año de mucho movimiento para la Flota, con muchas necesidades de coordinación entre los magos y los distintos barcos.

 

Si bien, la Flota Mundana continuó su viaje con calma llevando a bordo a Samael y a Dewydd, en Marsella tuvieron de nuevo un episodio relevante. Los de Auriga Maris, Gordakus, Louis, Knut, Baldr, Samael y Dewydd descubrieron que la ciudad mantenía un interdicto sobre la judería. Por lo visto había sucedido el asesinato de un chiquillo, un libelo de sangre del que culpaban a los judíos de allí. Los de Auriga Maris fueron investigando con la colaboración del representante real en la ciudad hasta descubrir que el verdadero motivo del asesinato no era tal, sino que el nuevo señor de la ciudad era el responsable. Por lo visto, el señor, un noble pariente del rey y amigo suyo de confianza, había violado y asesinado al chico, con ayuda de su secretario. Y con aquel llevaban ocho los muchachos muertos. Era un secreto a voces las costumbres malvadas de este homrbe de forzar contra su voluntad a jóvenes mancebos y asesinarlos después, pero, hasta aquel entonces, el rey había hecho caso omiso por necesitarle. Ahora el rey ya le había dado la espalda.

 

Los de Auriga Maris decidieron llevar a cabo un plan, haciendo que sieur Baldr desafiase al señor de Marsella. El alguacil retiró a los guardias que el señor trajo con él y Baldr, con su poderosa fuerza, alzó sus musculosos brazos al cielo y dejó caer su hacha con tanta fuerza que le partió la cabeza al barón con el casco incluido con tanta facilidad como si fuese una manzana. Luego de aquello, los judíos fueron declarados inocentes y la ciudad retomó su habitual ritmo. El Odín y el Wulfzee regresaron por su ruta hasta reunirse en Londres con el resto de la Flota.

 

Por su parte, Ofelia y Pèrle visitaron una misteriosa fuente de vis para ver si podrían reclamarla. Sin embargo, y dado que se hallaba más allá de las fronteras de la Orden y respetando el mandato del Código Periférico, decidieron que era preferible no hacerlo y dejarla tranquila para evitar que hubiese problemas puesto que Auriga Maris siempre procura atenerse al Código y los mandatos de la Orden.

 

Luego, Pèrle e Ignota fueron por diversas alianzas de Stonehege en busca de votos e investigando el asunto que les había llevado arecibir una denuncia del Tribunal. Por lo que descubrieron, Tillus y su pater, Camillus no andaban en buenas relaciones. Obtuvieron los votos de Newloth y de algunos más a cambio de ciertos favores. También supieron que Tillus y Toopillus se habían asociado con el mago ya que este mago y Topillus eran, ambos, descendientes en linaje de los magos de alianza de Cornualles. Obtuvieron ayuda de una especialista en espíritus y, también de Angus ex Miscelanea y, al final, reunieron casi la mitad de los votos del Tribual. Contando los votos de Dewydd y de Anwynn, serían más de la mitad de todo Stonehege, y eso teniendo en cuenta que todos los magos del tribunal acudiesen. Sin embargo Stonehege tiene muchos magos itinerantes o de alianzas remotas que no se inmiscuyen en asuntos políticos.

 

Mientras, el Týr y el Njord con Ofelia y Anwynn estuvieron en Fudarus para decirles que habían sido denunciados por los Mercere, mientras ingvar Ingvar exploraba unas viejas catacumbas de París . Tras hablar con el Primus de Tytalus y recibir la información de que existía un libro con los datos sobre los objetos de Hibis el Loco, se pusieron en ruta para ir a la sede de Guernicus, en una alianza muy fortificada en el sur de Italia.

 

Los de Auriga Maris llegaron al Mediterráneo donde recogieron a unos náufragos. Pero la sorpresa fue que uno de aquellos náufragos era una Flambeau Sombría y que fueron atacados por Aeron ex Flambeau, quien pensaba que daban refugio a los diabolistas. Por fortuna, la malvada flambeau fue muerta por Taumeoo. Luego de aquello, fueron a Magbillus, la Domus de la Casa Guernicus.. Se entrevistaron con los quaesitores y les explicaron lo que sabían del caso y del libro, y accedieron a que una quaesitor, Percaminata ex Guernicus, las acompañase. Fueron después a Haro, donde les atendió un don nadie y luego, a Verdi y la ora alianza en las que tenían que recoger los objetos encargados por los Mercere. Estos objetos eran ocho varitas en dos cajas de Verdi y un trozo de tela y dos objetos más en otras dos cajas en la otra alianza. Si bien investigaron y sospecharon, nada les hizo saber que aquellos objetos fuesen los de Hibis el Loco y, de hecho, todo lo hicieron bajo la supervisión de la Guernicus para asegurarse de que todo estaba bajo la legalidad. Aunque los de Auriga Maris seguían sospechando de las cajas propiamente dichas, pero no tenían prueba alguna.

 

Ofelia, con el Njord, y alquilando los servicios de un nef mundano, llevó las cajas y las repartió en puertos mundanos a quienes tenían que recibirlas y, después, puso proa a Londres.

 

Por su lado, el Týr se dirigió al Adriático, a la costa dálmata donde visitaron la isla de los elementales, y, si bien consiguieron bastante vis, un marinero murió y ellos corrieron graves riesgos sin llegar a descubrir los misterios del extraño lugar. Finalmente, regresaron a Londres.

 

En Londres pasaron el Invierno, enviando a Knut con el Wulfzee hasta la Isla, donde ya se estaban comenzando las maniobras de traslado a la torre en la zona continental de Finlandia.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0